Siéntete creativo, ¡lo eres!

Cuando te dicen “¡eres muy creativo!” y tu mismo te quedas perplejo pensando “¿creativo yo? ¡ni de broma!” pues… ¡créetelo! Sí, lo eres. Todos lo somos. La creatividad es la capacidad de crear, a lo que viene siendo exactamente elaborar algo de la nada o “establecer, fundar, introducir por vez primera algo; hacerlo nacer o darle vida, en sentido figurado” como lo define la Real Academia de la Lengua. Por eso al escuchar lo de “crear” sientes pánico e incluso angustia porque piensas que no eres creativo, ni puedes dar ideas. Supones que no naciste para ello o tiendes a pensar que ser creativo es tener un don especial.

Lo primero es entender la creatividad.

Los expertos dicen que la creatividad es como la corriente: sin corriente no hay luz y sin creatividad no hay movimiento, no pasa nada, todo se queda como está. Gracias a la creatividad, hace que todo fluya y sucedan cosas distintas. Se considera la salsa de la vida. Y por esto decimos que también eres creativo. No es algo exclusivo para artistas, no. Emprendes algo creativo en las cosas diferentes que haces a diario, por ejemplo cuando te peinas de otra manera a la habitual, das los buenos días contando un chiste… en esos pequeños detalles ya estás aplicando el concepto creativo.

La creatividad no viene sola.

Creativo-IdeasUno de los pensamientos más equívocos es que la creatividad aparece sola, que en parte tiene algo de verdad. Pero hay quien se sienta con los brazos cruzados esperando a una luz divina y  que le encienda la bombilla, nada lejos de la realidad. Decía Picasso: “Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando”, ¡ese es el truco! Sí, la mayoría de las ideas aparecen sin buscarlas y por eso tienes que estar al acecho para localizarla.

Fomenta tu lado creativo.

Está claro que unos más que otros desarrollan su creatividad ya que existen consejos, técnicas… para fomentarla, y si pones en práctica ese asesoramiento seguramente consigas tu objetivo. ¡Pero ojo! no es todo tan fácil como aparenta. En cualquier momento, cuando trabajes en ello, sufrirás lo que se llama “bloqueo creativo” y sin saber cómo seguir te frustrará al ver que esa musa creativa no llega. Si da la casualidad que aparece esa situación (antes de empezar a mosquearte con el mundo), párate y respira hondo. Algo que se dice es que el momento y el lugar importa mucho, así que date una vuelta o visita algún sitio diferente. Verás que ocurren cosas que te sorprenden.

Conclusión: el ser creativo no es tener un talento especial, la cuestión es no parar y parar cuando hay que parar. Currártelo, básicamente. ¿Preparado para dar el paso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies